Entradas

Cómo mejorar nuestra concentración de forma natural mediante la alimentación

Cómo mejorar nuestra concentración

La concentración es uno de los elementos más importantes para afrontar tu día a día. Hoy vamos a ver cómo mejorar nuestra concentración de forma natural mediante la alimentación  y tener más energía mental.

Una buena alimentación es la base para tener fuerza y energía en tu día a día.

Si no nos alimentamos correctamente, sufriremos de bajones físicos y mentales.

Toma nota y aprende cómo mejorar nuestra concentración de forma natural mediante la alimentación y tener más fuerza en tu día a día.

Frutos secos.

Los frutos secos son nutrientes que mejoran la salud de nuestro cerebro y ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades del corazón.

Se componen de: grasas, ácido oleico, Omega 3 y proteínas.

Contienen fibra y son ricos en hierro magnesio, potasio, calcio y zinc.

Además, nos proporcionan vitaminas del grupo B y E, lo que nos ayuda a tener una mejor salud cerebral.

Aceite de oliva y aguacate.

Ambos son ricos en ácidos monoinsaturados, que nos ayudan a mantener la integridad de nuestros vasos sanguíneos y la estructura de nuestros nervios.

Su consumos ayuda a mejorar la comunicación neuronal y supone una mejora de la circulación sanguínea.

El consumo de Té.

Contiene cafeína, pero además posee L-theanina que nos ayuda a mejorar la memoria, el sentido de estar alerta y el tiempo de reacción.

Productos lácteos.

En concreto el yogur. Contiene un aminoácido llamado tirosona que se encarga de la reproducción de neurotransmisores, como por ejemplo la dopamina y la noradrenalina.

Su consumo nos ayudará, al igual que el té, a mejorar nuestra memoria y nuestro sentido de alerta.

Fruta.

El consumo de fruta es uno de los principales pasos para saber cómo mejorar nuestra concentración de forma natural mediante la alimentación.

Cerezas:  contiene potasio y fibra y nos aporta vitamina A y C.

Frutos rojos: su consumo nos protege frente al deterioro mental, asó como de la demencia, el Alzheimer y el Parkinson. Tiene un efecto antiinflamatorio y nos ayuda a mejorar la comunicación entre neuronas.

Manzanas: Previene desórdenes neurovegetativos y promueve la salud de nuestros corazones. Además tiene efectos protectores de nuestro cerebro contra los radicales libres.

Plátanos:  Produce de manera natural serotonina, norepinefrina y dopamina, que son neurotransmisores que mejoran la concentración.

Pescados.

En especial el salmón. Contiene una alta concentración de Omega 3.

Sus características fortalecen los ácidos grasos y previenen de enfermedades como la demencia o las embolias.

Apunta en tu dieta diaria estos alimentos y comienza a mejorar tu concentración mediante la alimentación.

 

Ejercicios efectivos para tener una mente sana

Ejercicios efectivos para tener una mente sana

El ritmo actual de vida hace que a veces nos sintamos agobiados. Hoy vamos a ver ejercicios efectivos para tener una mente sana.

Mantener el cerebro activo y en forma nos ayudará en nuestro día a día y nos proporcionará salud mental, e incluso física.

Sigue estos consejos y ejercicios efectivos para tener una mente sana.

¡Toma nota!

Aprende a enfocar tu mente en una sola tarea o pensamiento.

Hoy en día contamos con un montón de cosas que hacer.

Entre el trabajo, las tareas del hogar, vida social, familiar, etc. Tenemos un listado de cosas en la cabeza que debemos saber priorizar.

Si comenzamos a realizar las tareas y estamos pensando en qué tenemos que hacer después, no le estaremos prestando la debida atención a lo que estamos haciendo en ese momento.

Céntrate al 100% en lo que estás haciendo.

Si estás en el trabajo, presta atención a la tarea que estés haciendo. Si estás tomándote un café con un amigo, no pienses en qué tienes que hacer cuando llegues a tu casa.

Un ejercicio muy efectivo es el realizar una lista con las cosas que tienes que hacer. Prueba a realizar cada tarea sin pensar en otra durante 15 minutos. Cada semana, ve incrementando el tiempo.

Poco a poco verás como con menos esfuerzo, consigues más.

Despeja tu mente.

Uno de los mejores ejercicios efectivos para tener una mente sana, es despejarla de vez en cuando.

Camina, pinta, escucha música… En esos momentos, la mente se relaja. Deja de pensar en todo el agobio que tiene acumulado.

Cuando esto sucede, solemos tener muchas ideas. El estar despejados nos hace ver las cosas de otra forma y nos puede ayudar a afrontar las cosas de otra manera.

Intenta realizar algún tipo de actividad que te ayude a relajar la mente a diario.

  • Camina 30 minutos.
  • Escucha música mientras te das un baño.
  • Pinta durante una hora.
  • Ve al gimnasio.
  • etc.

Enseña lo que sabes.

Un buen ejercicio para fortalecer la mente es enseñar a los demás lo que sabes.

Te ayuda a interiorizar lo que ya sabes y a expresarlo de una forma que los demás lo entiendan.

Tu cerebro se activa para poder llegar a los demás de la mejor forma posible.

Pon en práctica estos 3 ejercicios efectivos para tener una mente sana y verás como notas los resultados en poco tiempo.