Cómo disfrutar en el trabajo. Consejos para ser feliz en el trabajo

Cómo disfrutar del trabajo

Piensa que de promedio pasas 40 horas a la semana en tu trabajo. Si además eliminamos 8 horas al día de sueño.  Pasamos algo más de un 35% de la semana trabajando.  Por lo tanto debes aprender a disfrutar en el trabajo.

Ir a trabajar no debe ser motivo de tristeza o obligación. Pese a que podemos tener mejores y peores días. El secreto es ser feliz en el trabajo.

Sumergirnos en él y disfrutar de cada momento.

¿Quieres saber cómo disfrutar en el trabajo? Atento:

  1. Aprovecha el tiempo que tienes antes de trabajar

Ir a trabajar recién levantado puede ser horrible. Todavía tu cuerpo no está activo. Probablemente seas menos social y estés más irritable.

Es muy bueno dedicarte un tiempo antes de ir. Puedes hacer deporte por ejemplo, que libera endorfinas y dopamina. Es decir te pone de buen humor.

También puedes aprovechar para desayunar tranquilo. Ver un poco la televisión o sacar a pasear a tu perro.

Todo esto es mucho más fácil si trabajas de tarde claro.

  1. No vivas en una contrarreloj

Nunca vivas sometido a un reloj. Si vas con prisas o haces las cosas de esta manera todo irá trastabillado.

Predisponte a salir antes de casa. Organizarte en el trabajo. De esta forma el tiempo pasará más rápido y reducirás las posibilidades de fallo.

No estresar tu mente es un camino para ser feliz en el trabajo.

  1. Se consciente de que trabajas con personas

No enfoques tu vida a ser un robot productivo. En las relaciones laborales reside mucha parte para disfrutar en el trabajo.

Disfruta del trabajo en equipo. Está demostrado que alcanzar objetivos comunes mejora la felicidad de un grupo.

Ten en cuenta que tus compañeros te necesitan. Tú los necesitas a ellos. La clave es estar predispuesto a disfrutar de estas relaciones.

  1. Organízate en el trabajo

Organízate por prioridad. Una mente organizada tiene menos desgaste mental. Además rinde mucho mejor y mejora su productividad.

Ponte las prioridades primero. No malgastes tu energía en cosas poco trascendentes. Postergar tareas solo causa estrés y angustia.

  1. Olvídate de que estás trabajando

Para disfrutar en el trabajo olvídate de que estás en él.  Sumergirte en la compañía y buscar metas personales te hará disfrutar más.

No serán obligaciones sino que las transformarás en objetivos y retos. Esto no solo te motivará, sino que te hará crecer como profesional.

  1. Realiza tus hobbies tras el trabajo

Es muy bueno cambiar el chip tras el trabajo. Has terminado tu jornada, es momento de disfrutar de otras cosas.

Ves al gimnasio, toma unas cervezas con tus amigos o compañeros, apúntate a bailar etc.

Cualquier cosa es buena para desconectar y llegar a casa con la mejor sonrisa.

Al final, has pasado un gran día. Has podido disfrutar en el trabajo.

Para ser feliz solo hay que estar predispuesto a serlo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *